Un gol que vale por 4 años de trabajo

0

El balonmano te da y también te quita. La sensación de no conseguir un objetivo tan grande como el que buscábamos en Suecia, de manera tan efímera como ha sido un único gol, es como dar una auténtica estocada a todos los que amamos este deporte. Empezando por los jugadores y cuerpo técnico, y acabando en todas y cada una de las gargantas que hemos ido celebrando todos los goles desde la lejanía. Goles que a sólo 5 minutos de la finalización del partido nos daban billete para un viaje a un torneo, que será menos torneo sin nuestros hispanos.

Se hablará mucho de si lo merecíamos o no, de decisiones arbitrales basadas en los impulsos que nos transmite el corazón en estos duros momentos, o incluso de “culpables”, pero desde aquí no creemos que sea momento de todo esto. Las reflexiones hay que hacerlas con la cabeza y el corazón ya fríos y con toda la visión periférica que se necesita para estos casos.

preolimpico

Un único tanto nos aleja de los Juegos Olímpicos de Río, sí, es cierto, pero incluso en la derrota hay que vislumbrar la belleza del deporte que amamos. Los hispanos nos transmiten emociones, implicación y sacrificio que nos hace ser partícipes de sus logros y de sus fracasos. Ellos ponen los músculos, la cabeza y el juego, pero nosotros aportamos el corazón y las gargantas. Este tándem no puede desaparecer por más que no se haya conseguido un objetivo. Llegarán más juegos y muchos más campeonatos, pero ya que siempre hablamos de no ser ventajistas ante los resultados, hoy queremos agradecer con estas líneas a aquellos que han vestido la camiseta nacional en este periodo tan prolífico en resultados.

Igual que sus logros fueron los de todos, hoy compartimos el sufrimiento y las lágrimas que caerán en el vestuario de los españoles. A buen seguro volveremos más fuertes, más preparados y con más ganas de tumbar a todos los que se nos pongan delante. El balonmano es grande no por ganar siempre, lo es por lo que nos hace sentir y en esto como en la vida, no siempre cae la moneda del lado de la cara.

Compartir

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies