Un Erasmus con mucho recorrido, Mathieu Lanfranchi

0
Hoy traemos hasta nuestro patio a un jugador poco conocido en España, pero que está haciendo estragos desde la línea de los seis metros en la liga francesa. Mathieu Lanfranchi, pivote del Cesson Rennes nos trae su historia, pasando por todas las categorías del balonmano hasta llegar a disputar el All-Star de la LNH.
Con 65 goles y un 81% de efectividad en el lanzamiento, lidera a su equipo en dichas facetas, logrando una de sus mejores marcas en la temporada jugando contra el potente Paris Handball de Hansen, Karabatic, Omeyer y compañía. 9 goles de 11 lanzamientos que sin embargo no fueron suficientes para tumbar al líder francés.
PREGUNTA: Repasemos tus inicios, ¿cuándo empezaste a jugar al balonmano? ¿cuál ha sido tu recorrido en las pistas?
RESPUESTA: Empecé a jugar con 14 años en el club de un pueblecito que se llama Verneuil sur Avre (sonará algo raro para la gente española 🙂 ).
Estuve allí hasta la edad de 19 años. En esos tiempos jugaba de central y de lateral en todas las categorías, pero la verdad es que el nivel no era muy alto ya que sólo podíamos entrenar una vez a la semana.
En mi primer año como senior, jugaba en la séptima división francesa.
Luego me fui a jugar al club de Oissel en la quinta división que está al lado de mi universidad en Rouenv donde estudiaba INEF. Allí jugué dos años y acabé tras la lesión de un compañero, de extremo derecho.
Es al final de este año cuando decidí irme a Madrid para completar mis estudios con una beca ERASMUS. Encontré mi lugar en el balonmano español jugando en SAFA y navegando entre la primera y la segunda línea en el segundo equipo del club, ya que no podía jugar en primera nacional porque ya había otro extranjero, el congoleño Eleko Botuna. 
Luego volví a Oissel un año y acabamos campeones de la categoría y campeones de Francia con el equipo de la universidad.
Es en ese momento cuando tuve la oportunidad de irme a jugar en la segunda división Francesa en Vernon.
Fue un grandísimo jugador y también entrenador que me hizo dar el salto a la máxima categoría : el señor Denis Lathoud que fue campeón del mundo en el 95. Allí tuve la suerte de ascender siendo campeón en segunda jugando con jugadores como Patrick Cavar, que jugó en el Gran Barça de los noventa.
Fue ahí cuando empecé a jugar de pivote. Tras el ascenso fui a jugar tres años en Dijon con el que también conseguimos el ascenso a la LNH y ya llevo 5 años militando en el Cesson Rennes Metropole Handball.
Parece que fue ayer, pero son ya son casi 20 años
plusieurs-parisiens-au-hand-star-game-1674_3
PREGUNTA: Tras tanto cambio de categoría y equipo, seguro que habría un momento en el que comprendiste que podías dedicarte al balonmano profesionalmente, ¿cuál fue ese momento?
RESPUESTA: Empecé a pensármelo cuando volví de España. Estaba jugando en la quinta división Francesa pero entrenaba con un equipo de la división de plata (Vernon). Tenia 23 años y hasta ahora no pensaba en una carrera profesional porque siempre los ojeadores de la Federación me habían dicho que yo era demasiado pequeño, (1,78m de altura), sin embargo tuve la suerte de encontrar a Denis Lathoud que me dio una oportunidad…Gracias a él empezó todo
PREGUNTA: Viniste a España por una beca ERASMUS, ¿Cómo fue aquel año?
RESPUESTA: Pues al principio fue para estudiar en el INEF  de Madrid. Un antiguo estudiante de Erasmus que estaba conmigo en Rouen el año anterior, me aconsejó el club de SAFA. Me presenté y me aceptaron, allí todo el mundo se portó muy bien conmigo y la verdad es que me lo pase en grande.
PREGUNTA: ¿Qué te aportó balonmanísticamente hablando tu tiempo en España?
RESPUESTA: Era un juego diferente del de Francia, era más individual con más uno contra uno. pero la verdad es que ahora el balonmano francés está tirando en esta misma dirección, dada la potencia física de los jugadores. Es la tendencia del balonmano moderno: un juego más simple y más directo.
En eso se puede decir que España tenía algunos años de ventaja comparando con Francia y es por eso que la ASOBAL era uno de los mejores campeonatos del mudo.. ahora ha cambiado.
PREGUNTA: Sabemos que llegaste a disputar un partido contra la selección nacional española en tu paso por España, ¿Qué nos puedes contar de ese día? ¿Qué recuerdas?
RESPUESTA: Pues me acuerdo del momento en el que el entrenador del primer equipo de SAFA que era Aitor Canibe Sanchez, me pregunto si quería jugar contra la selección. Al principio creí que era broma porque normalmente debían jugar los del primer equipo y yo jugaba con el segundo. El que más fama tenía para mis compañeros en esta época, era Iker Romero pero a mi el que más me impresionó fue Juanín… en una jugada salí al repliego defensivo con tres metros de ventaja y él llegó con cuatro antes que yo… y tenía unos lanzamientos de alta precisión…. todo un crack
PREGUNTA: ¿Que diferencia ves entre el balonmano español y el francés?
RESPUESTA: Si hablas de los campeonatos, a día de hoy el francés es mucho más fuerte, simplemente es cuestión de dinero, porque la situación económica de los clubes está mejor aquí y los clubes pueden traer jugadores con más nivel.
También seguimos encontrando más defensas abiertas como el 5:1 o el 3:2:1 cosa que es más rara en España.
En cuanto a selecciones, el nivel es muy parecido y todos los jugadores, entrenadores y equipos se conocen de memoria. La diferencia la hacen los pequeños detalles, los porteros en particular. España fue campeón del mundo en 2013 gracias a sus porteros por ejemplo.
65756_10205229458607689_3440898866471931497_n
PREGUNTA: ¿No has tenido nunca posibilidades de jugar en España a nivel profesional?
RESPUESTA: No tuve esa suerte. He llegado muy tarde al nivel profesional, así que por consiguiente tardé demasiado en hacerme un nombre. Cuando un equipo quiere traer a un extranjero, quieren a los que tienen fama (claro que la fama hay que ganársela).
Hoy en día el nivel y el sueldo son más altos por aquí por lo que es más interesante jugar en Francia, aun así la verdad es que me hubiera gustado muchísimo. Es más, me gustaría vivir ahora en España que es un país encantador. Sigo teniendo amigos allí que son como de la familia.
PREGUNTA: Siempre has sido un jugador muy polivalente, pudiendo disputar minutos en casi cualquier puesto, ¿Cómo fue la adaptación al puesto de pivote que actualmente ocupas?
RESPUESTA: Pues la verdad es que fue como pude… el entrenador me dijo: con tus cualidades tienes que jugar de pivote… acababa de saltar a la segunda división y tenía que cambiar completamente de puesto…
Pero para mi jugar a ese nivel era una suerte grandísima, así que decidí aprovechar cada minuto de juego… También tuve que trabajar mucho, nada se logra sin trabajo. Cuando la gente se iba del entrenamiento, seguía haciendo ejercicios específicos al puesto, tiros, etc. Y los sigo haciendo hoy. También tuve la gran ayuda de Patrick Cavar, que me ayudó mucho porque él conocía muy bien el puesto. Yo le di clases de francés y el me dio clases de pivote…
PREGUNTA: En España jugadores de tu altura no suelen ocupar esa demarcación, buscando mayor tamaño para disputar la pelea en la línea, ¿para ti tu tamaño resulta una ventaja por la movilidad o una desventaja por la dureza de las defensas rivales?
RESPUESTA: Nunca se puede decir que es todo bueno o todo malo. Yo no puedo pedir la pelota muy arriba, mantener la posición mucho tiempo, pero puedo desmarcarme más rápidamente y darme la vuelta también con más velocidad… si me das pases muy cerca del suelo puedo cogerlos más fácilmente que un pivote grande… Cada cual debe jugar con sus características y sus cualidades.
Para disputar la pelea en la línea no es solamente una cuestión de talla y peso. Es sobre todo algo mental, de ganas.
Ser más pequeño nunca me ha impedido meter goles.
PREGUNTA: ¿Cuál es el partido que recuerdas con mejor recuerdo de toda tu carrera? ¿Y cuál ha sido el gol que le querrás enseñar a tu hijo cuando se haga mayor?
RESPUESTA: En mi memoria hay varios partidos con mucha emoción, pero uno en particular… El de hace dos años en Montpellier. Ganamos allí 34-32 con jugadores lesionados. En Francia, ganar al Montpellier es como ganar al Barca en España. Y ademas en su cancha …
Un gol en particular…. Pues uno que recordarás tu mismo, fue en el campeonato universitario español disputado en Bilbao… Frente al equipo que ganó a la postre, el Universidad de Granada, desde el extremo y como lanzando una rosca, bajando el brazo pero justo al final das un muñecazo y le tiras la pelota justo encima de la cabeza del portero, una rosca por el aire… En francia se llama un roucoulob. 
PREGUNTA: Recuerdo aquel gol y debo añadir que incluso el portero tuvo que felicitarte, porque pocos serían capaces de repetir ese lanzamiento, pero centrémonos ahora en la actualidad. Acabas de disputar el partido de las estrellas de la potente liga francesa, ¿cuáles son tus objetivos deportivos para esta temporada y las siguientes?
RESPUESTA: Esta temporada esperamos clasificarnos para jugar en Europa. Hay que acabar dentro de los cinco primeros. Ahora vamos séptimos pero a sólo dos puntos del tercero así que todo es posible.
No veo mucho más lejos de esta temporada, porque tengo 33 años y me queda un año y medio de contrato… ya veremos lo que pasa después, dependerá de las oportunidades que tenga.
Quiero ser entrenador y ya tengo los diplomas para eso, así que posiblemente sea lo que suceda.
PREGUNTA: ¿Has sido convocado en alguna ocasión con alguna categoría de la selección francesa?
RESPUESTA: No. No tuve ese honor. Llegué muy tarde al más alto nivel y había ya pivotes buenísimos en la selección como Bertrand Gille o Cedric Sorhaindo.
Meter muchos goles no es suficiente para estar en la selección.
cesson-rennes-lance-idealement-son-championnat
PREGUNTA: Hablando de las selecciones francesas, ¿porqué crees que en la actualidad dominan todas las categorías masculinas a nivel mundial?
RESPUESTA: No voy a comparar Francia con España porque no se como funcionan las cosas de la detección de talentos allí. La cosa es que aquí tenemos un sistema que permite detectar a los jugadores muy jóvenes y entrenarles juntos. Desde los 15 años los mejores están juntos en un centro de formación. Algunos escapan a este sistema, como me pasó a mi, pero la mayoría son seguidos desde muy jovenes. Todos ellos disfrutan de unos entrenadores muy buenos a lo largo de la etapa de formación.
Ademas de los entrenadores de clubes que tienen que tener diplomas, los equipos de Francia de las categorías jóvenes están entrenados por jugadores como Didier Dinard, Eric Quintin, Daouda Karaboué, Yohan Delattre… Todos antiguos jugadores internacionales, trabajando todos juntos. Aquí se llama tener el corazón azul. Llevar la camiseta de Francia es algo que se aprende y que se honra, esa camiseta transmite unos valores de respeto, combate y equipo. Cuando entras en ese equipo, perteneces a una familia.
Luego la diferencia la marcan los jugadores excepcionales, en Francia tenemos varios en las últimas generaciones como Dinard, Karabatic, Lathoud, Omeyer, Gilles.
Pero cuidado que hay unas generaciones muy buenas que están llegando, ellos ya han aprendido a ganar y nunca se cansan de hacerlo.
PREGUNTA: ¿Qué recomendarías a los jóvenes jugadores para llegar a la élite?
RESPUESTA: A los jóvenes les diría que primero lo que tienen que hacer es disfrutar. Si te gusta el balonmano y lo disfrutas, todo el trabajo y los esfuerzos que hagas serán mas fáciles de soportar. Para llegar a la élite hay que trabajar mucho y nunca bajar los brazos, pero nunca olviden que hay que amar lo que haces. Si no, no merece la pena.
Si estás dispuesto a darlo todo por el balonmano, el balonmano te lo devolverá cien veces más.
Desde “El Patio del Balonmano” queremos agradecer a Mathieu su colaboración y desearle que consiga llegar este año a Europa con su equipo. Ya somos un poco de su equipo, del Cesson Rennes.
Compartir

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies